¿Cuáles son los 10 pueblos más bonitos de España?

Los 10 pueblos más bonitos de España

Si prefieres escuchar el audio-articulo haz click en el siguiente botón:

Los 10 pueblos más bonitos de España para descubrir tras la pandemia.

Ha finalizado el estado de alarma y todos nosotros sentimos la imperiosa necesidad de salir de nuestras jaulas. Queremos ver mar, deseamos ver montañas, anhelamos disfrutar de la comida al aire libre, soñamos con gozar de la compañía de nuestros seres queridos en cualquier otro lugar que no se nuestra casa y es el momento de ver los 10 pueblos más bonitos de España. ¡Y somos muy afortunados! Porque vivimos en una tierra rica de historia, de paisajes y de costumbres. No necesitamos viajar miles de kilómetros para ver arquitecturas pintorescas, plazas ricas de historia y rincones cargados de leyendas.

Hoy os presentamos los 10 pueblos más bonitos de España para descubrir tras la pandemia. Y, para que nadie se nos ofenda en estos tiempos en los que todo hay que decirlo con mucho cuidado, os los proponemos en orden alfabético:

1. Alcalá del Júcar

¿Cómo se verá esta mancha blanca desde una de las ventanitas de la Estación Espacial Europea? Quizás no se vea, pero no podemos evitar imaginárnosla como un destello de pureza, ahí, en medio de la comarca de la Manchuela (Albacete). Y si no se ve ahora, se vio seguro en 1986, año en que ganó el premio a la tercera mejor iluminación artística del mundo, tras la Torre Eiffel y la Gran Mezquita de Estambul. ¿Por qué merece estar en la lista de los 10 pueblos más bonitos de España?

Este conjunto Histórico-Artístico no salpica cualquier tierra, ya que tuvo el capricho de hacerlo en la hoz del Júcar, ese enclave que cita Góngora en sus ‘Poemas del alma’. Serrano en sus formas, se empina hacia el castillo que nace como fortaleza musulmana en el siglo XI. Sus casas, sorprenden más por lo que guardan que por la blancura que muestran. Y es que algunas se ramifican por el interior de la montaña, penetran en sus entrañas con cuevas y recovecos, maravillas de ímpetu árabe que nacieron para aprovechar los beneficios de la vida subterránea.

2. Bagergue

A 1419 m de altitud se encuentra la quesería más alta de la Val de Arán y, probablemente, de los Pirineos. Un pueblo de colores y de flores, precioso, incrustado en uno de los valles más solicitados de España.

Casas de piedra, con techos de pizarra negra, dan cobijo a 107 almas en este idilio de las alturas que merece sin duda que lo incluyamos entre los 10 pueblos más bonitos de España. El punto más alto del pueblo alberga la iglesia San Félix, con más de 700 años de antigüedad. Guisos y carne de caza esperan a los caminantes en los restaurantes del pueblo y, creednos, los estómagos de aquellos que se atreven a enfrentar las empinadas rutas del lugar lo agradecerán. Merecerá la pena, para enriquecer vuestras crónicas montañeras, visitar los lagos de Liat, Montoliu y Mauberm de origen glaciar.

3. Bulnes

Quizás uno de los pueblos más alejados de la civilización de toda la geografía peninsular. Aquí, si no quieres llegar caminando, solo puedes acceder en funicular. Cuando llegues verás techos rojos de arcilla que culminan las alturas de casas bajas de piedra y madera. Para los amantes de las alturas, este es solo el comienzo de una espectacular ascensión hacia el Picu Urriellu o Naranjo de Bulnes: la cima por excelencia de los Picos de Europa. Estamos hablando de un verdadero culto para los alpinistas, una catedral de piedra que solo la naturaleza podía arquitectar confabulando con el tiempo y los elementos.

Otra cosa debemos mencionar y no se nos puede olvidar. Es Bulnes la cuna del Cabrales, joya quesera del Principado de Asturias. Así que, oh tú enamorado de cumbres, no dejes de disfrutar del sabor de este maravilloso queso cuando desciendas de los picos asturianos. Acompaña el deleite con sidra y deja que tu alma se empache de belleza, tus pulmones de aire puro y tu mente de puro disfrute.

4. El Castell de Guadalest

Su castillo colgado en un peñasco y al que se accede por un túnel excavado en la roca, bien pudiera ser el sujeto de una novela ambientada en la Edad Media. Desde esa perla de piedra encaramada en la cresta de la montaña, se ve de un lado el pueblo que descansa sobre la falda del monte y del otro las azules aguas de un embalse.

Su patrimonio histórico-artístico tiene doble valor, porque consiguió llegar hasta nuestros días pese al fuerte terremoto que siglos atrás consiguió derrumbar los equilibrios de su castillo. Una de las joyas mejor conservada y no por todos conocida es la biblioteca de la Casa de Orduña, con 1265 volúmenes, muchos de ellos provenientes de la desamortización del convento de Capuchinos de Callosa d’En Sarriá.

5. Cudillero

Este pueblo no se conoce si no recorres el laberinto empinado de sus calles y cuando lo visites entenderás porqué es uno de los 10 pueblos más bonitos de España. Algunas de ellas no tienen 2 metros de anchura y, por cortas que sean, te costará fatiga recorrerlas. Encontrarás gatos a tu paso y señoras tejiendo ante hogares abiertos. El graznido de las gaviotas será compañero inevitable y los colores de las casas no te dejarán indiferente.

Aquí se casan pescaderos con pastores y el verde del monte desciende por un anfiteatro natural hacia el Mar Cantábrico, que lo engulle. Un vaivén de pequeñas embarcaciones, una iglesia que enfrenta el rugido de las olas. Se habla el ‘Pixueto’, aunque muchos ya lo olvidan y ‘cómese bien y rico’.

6. Olivenza

La llaman la Gibraltar portuguesa y es que, Olivenza, perteneció a Portugal durante 600 años y hasta que España se hizo con ella en 1801, tras la Guerra de las Naranjas. Sin ese hecho histórico, Olivenza no sería hoy uno de los 10 pueblos más bonitos de España. Su proximidad al río Guadiana hizo que fuera un emplazamiento fecundo desde el Paleolítico. Los dólmenes, los petroglifos y los instrumentos atestiguan sus antiquísimos asentamientos.

Las palmeras, los azulejos y la blancura de las paredes sirven de contraste a los monumentos de piedra oscura que fueron erigiéndose en el tiempo. El patrimonio arquitectónico de Olivenza no es exiguo y la ciudad exhibe con orgullo un amplio abanico de estilos que van desde el Gótico hasta el Barroco.

7. Pedraza

Asadores que ofrecen frugales manjares y tiendas de artesanía que deleitan la vista te esperan en esta ciudad medieval amurallada. Tras cruzar su puerta principal, el Arco de la Villa, iremos encontrando una maraña de rincones, casonas hidalgas, palacios que exhiben con orgullo sus blasones, la Vieja Cárcel y la Plaza Mayor. Aquí, los lechazos y los cochinillos asados desprenden un aroma al que los visitantes difícilmente pueden resistir.

8. Peñalba de Santiago

En el Valle del Silencio, entre frondosos bosques que esconden cascadas y modelan uno de los paisajes más atractivos de la región, se desarrolla la que en la antigüedad se denominaba la senda de los monjes. Su situación en el centro de los Montes Aquilanos, la zona más abrupta de los Montes de León, facilitaba el aislamiento que buscaban los santos ascéticos de los siglos IX y X, como San Fructuoso y San Genadio.

Es en este contexto tan misterioso que encontraremos el conjunto histórico artístico que alberga Peñalba de Santiago. Su nombre hace referencia al color claro de las peñas calcáreas sobre las que se asienta y que hacen de Peñalba de Santiago uno de los 10 pueblos más bonitos de España.

9. Santillana del Mar

El empedrado de sus calles se desenvuelve cual tapiz histórico descubriendo un conjunto de edificaciones nobles, resultado de los guiños y preferencias que mostró la nobleza española por este enclave a lo largo de la historia. Conventos, abadías, colegiatas y su vecindad a las magníficas cuevas de Altamira, han sido desde el siglo XIX un atractivo turístico para los intelectuales de la época. Así, Jean Paul Sartre lo citó en su novela ‘La Náusea’ como el pueblo más bonito de España. Imposible que no lo metiéramos entre los 10 pueblos más bonitos de España.

Cabe mencionar que a Santillana del Mar se la conoce como el pueblo de las 3 mentiras: ni es Santa, ni es llana, ¡ni está en la costa!

10. Teguise

A los pies de un volcán se descubre esta villa tan singular. Teguise es un repertorio de líneas y curvas de blanco brillante, que exhibe un inimitable panorama de reflejos intensos bajo el sol.

Sus arquitecturas coloniales desprenden luz por todas partes y, pese a ser una localidad que actualmente vive del turismo de playa, se trata de una ciudad rica en historia. Sujeta a numerosas incursiones piratas, pasó a tener un peso en el cultivo de la cochinilla para la producción de pigmentos. Tierra de aborígenes nativos, de normandos y españoles, una mezcla más que interesante.

Y tú, ¿qué opinas? ¿Te gustan estos pueblos? ¿Incluirías otros en la lista? ¡Déjanos un comentario!

Guía gratuita de Mi Piso en Madrid

¡Guía 100% gratuita!

Descarga ahora la 2ª edición de:
"Los 5 errores que debes evitar al vender tu piso en Madrid".

100% libre de SPAM · Tu privacidad nos importa

Este artículo ha sido creado por nuestra agencia inmobiliaria la cual trabaja día a día para poder ofrecerle esta valiosa información totalmente gratis.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

¿Prefieres que te llamemos nosotros?

Facilítanos tu teléfono y nos pondremos en contacto contigo en las próximas 24h.
Es un servicio disponible cualquier día de la semana.

Déjanos tu nombre y teléfono de contacto para que un asesor profesional se ponga en contacto contigo en las próximas 24 horas.