Vikingos: ¿cómo era la casa de Ragnar Lothbrok?

Vikingos: ¿cómo era la casa de Ragnar Lothbrok?

Si prefieres escuchar el audio-articulo haz click en el siguiente botón:

Todos los que estamos locos por la serie Vikingos nos hemos preguntado alguna vez, ¿cómo sería la vida en tierras escandinavas por aquel entonces? No había calefacción cuando el rocío helaba sobre las praderas, las corrientes de aire filtraban por las grietas de las paredes, la humedad aprovechaba para helarte los huesos y la ducha caliente no era ni siquiera un lujo de los más potentes.

Frío, escasa comodidad y muchas emociones

Pero en esas condiciones adversas se sucedían historias apasionantes para nuestros ojos modernos. En las casas de esos vikingos algún Borg hilaría desafíos al poder de algún rival, algún Ragnar disfrutaría del amor de su Lagertha y algún Rollo bebería su cerveza con arrogante actitud. Todo ello en casas construidas en madera de robleconíferaavellano o sauce cubiertos por una mezcla de arcilla y estiércol para que resistieran a la intemperie.

Para resistir al frío no tenían reparos en dormir pegaditos. Además posicionaban una chimenea en el centro de sus viviendas y una claraboya en el techo para el escape de los humos. Este último podía estar recubierto por material vegetal, lo que les proporcionaba protección contra las lluvias y una buena forma de mimetismo en su entorno natural.

Una característica importante: protección ante el enemigo

A ser posible, los vikingos, situaban sus casas sobre pendientes que proporcionaran una buena visibilidad en caso de enfrentamientos bélicos. Si un conde Haraldson quería adelantarse a un ataque enemigo, si debía proporcionar seguridad a su pueblo, era necesario que divisara las hordas adversarias con antelación. Y ese tipo de ataques eran muy frecuentes, por lo que además cercaban sus ciudades con murallas, empalizadas y desniveles que dificultasen el ingreso a los atacantes.

El jefe, cuanto más lejos, mejor

Por lo que resulta de los estudios arqueológicos, era común que la residencia del caudillo local se encontrara a unos cuantos kilómetros de distancia del poblado. Desde esa posición era posible garantizar mayor seguridad al señor local y, contemporáneamente, resultaba más provechoso para administrar la logística de su industria.

La casa del ‘jefe vikingo’ se diferenciaba de la del resto principalmente en sus mayores dimensiones y en las riquezas que podía albergar. Obviamente un Ragnar se podía permitir mejores muebles y adornos, con los que impresionar a los otros aristócratas y… seducir a sus amantes.

Escandinavia, hoy en día

¿Y cómo viven los vikingos de hoy en día? Pues sin duda alguna, mucho mejor. ¿Qué os parecen estas casas que, aún siendo modernas, conservan elementos típicos de las tierras nórdicas. Preciosas, verdad?

Guía gratuita de Mi Piso en Madrid

¡Guía 100% gratuita!

Descarga ahora la 2ª edición de:
"Los 5 errores que debes evitar al vender tu piso en Madrid".

100% libre de SPAM · Tu privacidad nos importa

Este artículo ha sido llevado a cabo por nuestro servicio de asesoramiento inmobiliario en el que nuestro equipo trabaja día a día para poder ofrecerle esta valiosa información totalmente gratis.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

¿Prefieres que te llamemos nosotros?

Facilítanos tu teléfono y nos pondremos en contacto contigo en las próximas 24h.
Es un servicio disponible cualquier día de la semana.

Déjanos tu nombre y teléfono de contacto para que un asesor profesional se ponga en contacto contigo en las próximas 24 horas.